sábado, 29 de junio de 2013

かわいい江戸絵画, 府中市美術館 Cute Edo Paintings, Fuchu Art Museum



¿Qué es lo bonito y desde cuando nos gustan las cosas bonitas? es una de las preguntas con las que iniciaba esta exposición y de lo que más se me quedó grabado en la mente. Haciéndonos recapacitar en estos detalles la exposición nos llevó por diferentes estilos, pinturas y otras obras de arte de la época Edo. 

La expresión "kawaii" かわいい(bonito) es muy popular en nuestros días. Tanto, que hasta empieza a ser usada así, en japonés, en otros idiomas. Últimamente he notado que no es una palabra que les haga mucha gracia a los japoneses, especialmente a los mayores de 60 años. Cuando alguien dice "kawaii" responden con un: mmmmm, ya todo es "kawaii", ya ni sé que es "kawaii", etc. La verdad es que sí, ahora se puede decir "kawaii" de casi todo. Los muñequitos como Hello Kitty o Rilakkuma, el manga, la presentación de la comida, la ropa, en fin, es una expresión muy conveniente, pero no siempre refleja la realidad de las cosas. Peor aún, más recientemente se mezcla con otras expresiones para ser supuestamente más específica. Por ejemplo: "Kimo-kawaii" (algo desagradable pero bonito (¿?)) 


Pero volviendo a la exposición, se nos explicó como "kawaii" en sus orígenes era una palabra para referirse a algo desvalido, o vergonzoso. Más que ser bonito, como lo entendemos ahora, era pobrecito. No es de sorprenderse que en japonés bonito y pobrecito sean tan parecidos: "kawaii" y "kawaiso". El gusto por las cosas bonitas o pobrecitas dentro de la sociedad japonesa empezó a ser evidente a partir del periodo Heian (S.VIII-XII) pero no se representaba en la pintura, sólo en la literatura. La explicación que da la exposición es que, en esos siglos, la pintura tenía un uso diferente. La pintura se usaba no para representar los sentimientos humanos sino para registrar eventos o paisajes de manera más realista. La representación de los sentimientos se dio en el siglo XVIII, así, además de registrar los animales que veían, los japoneses de entonces le daban ciertas expresiones humanas a sus ilustraciones, creando sentimientos en quienes los observaban. 

Las características más interesantes de los dibujos que eran considerados bonitos en ese tiempo, es que tienen algo de irreal. No son pinturas que buscan imitar la realidad. Por ejemplo los animalitos de la siguiente foto: nos da perfectamente la idea de qué animales son, pero no los refleja tal y como lo veríamos en la realidad. Son trazos muy simples y delicados. 


Otra de las características es que pueden ser imágenes totalmente fuera de la realidad pero que no son monstruosas sino tiernas o interesantes. El simple hecho de imaginarlo o verlo saca una sonrisa a quien las ve. Esto era en el siglo XVIII pero en el fondo no ha cambiado demasiado, pensando en los dibujos como Kitty o las ilustraciones de los manga vemos que se sigue la misma línea. Ilustraciones de relativamente pocos trazos, simplificados, exagerados y un poco fuera de la realidad pero que tranquilizan alguna parte del alma humana porque saca nuestro instinto de protección, tal y como sucedía con los japoneses del periodo Edo. 

Esta exposición me gustó muchísimo. Lástima que fui en día festivo y había muchísima gente, era difícil de admirar con tranquilidad todas las obras. Otra cosa que no me gusta mucho de algunas exposiciones aquí es que durante el tiempo de las exhibiciones cambian algunas obras justo a la mitad. Así que si vas una vez cuando empieza la exhibición te pierdes de algunas obras y para verlas todas tienes que ir dos veces. Es cierto que la segunda vez te cobran sólo la mitad del boleto, pero a veces es complicado llegar a los museos o hacerse un espacio para ir. 

Por otra parte, hace mucho que no reflexionaba sobre la palabra "kawaiI" pero gracias a esta exposición pude aprender mucho más de la historia de este término y, también, a tratar con un poco más de cuidado la palabra. A mí me gustan mucho las cosas bonitas, pero intentaré expresarlas con otras palabras para transmitir su belleza real. 




2 comentarios:

  1. Muy interesante cómo se define la palabra "kawaii" a través de la pintura. Y tienes razón, en estos días uno se cansa de escuchar esa palabra, al punto de pensar erróneamente que no tienen sinónimos para este adjetivo. :P

    Gracias por compartir. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita :D Así es, creo que tenemos que cuidar más esta palabra y no usarla como comodín para todo. Ojalá que los japoneses también lo hagan XD

      Eliminar